“EL BUEN MENTIROSO”

2019 EL BUEN MENTIROSO (Bill Condon)

Por: Martín Imer

Celebro un estreno como El buen mentiroso incluso independientemente de su calidad, ya que es la oportunidad perfecta para resaltar el talento aún vigente de dos veteranas leyendas de la actuación como lo son Helen Mirren e Ian McKellen, dos intérpretes muy british que siguen de proyecto en proyecto a pesar de sus avanzadas edades (80 él y 74 ella). ¿Por qué hablar de algo tan delicado para una figura pública como lo es la edad? Porque termina demostrando que eso no es un impedimento para seguir consiguiendo proyectos interesantes a pesar de que se hagan pocos; producciones que tratan a sus personajes como adultos inteligentes, capaces de seguir el ritmo de los tiempos modernos y no como idiotas que en sus últimos años vuelven a una especie de primera infancia en algún intento de revivir las épocas doradas, con algún chistecito liviano ocasional (se me ocurren algunos ejemplos que es mejor ni mencionar aunque todos sepamos cuales). De hecho debo admitir que es precisamente eso lo que esperaba ver aquí: una comedieta picarezca con un protagonista que estafa pero tiene buen corazón y una víctima que le hace replantearse su estilo de vida.

De eso nada, aunque la sinopsis realmente nos lleve a pensar algo así: Roy Courtnay es un anciano que ha dedicado su vida al mundo de la estafa aunque las cosas parecen no estar en su mejor momento, ya que a pesar de organizar muy bien los golpes no consigue sacar mucho dinero. Es un hombre encantador y carismático con una enorme capacidad para mentir sin problema alguno, algo que siempre le hace salir bien parado cuando surgen problemas. Un día, gracias a una página de citas, el protagonista conoce a Betty McLeish, una adinerada viuda que parece ser la víctima perfecta ya que es algo ingenua, está casi totalmente sola y cae desde el primer momento bajo el encanto de la aparentemente buena persona que tiene enfrente. La mujer le abre las puertas de su casa y su corazón al estafador, y si bien al principio la idea es robarle todos sus ahorros en la primera oportunidad posible los planes se complican cuando ella muestra síntomas de una enfermedad terminal, demora particularmente complicada para Roy ya que ciertos asuntos sin terminar del pasado vuelven a su vida.

El buen mentiroso no pretende engañar a nadie y se presenta de entrada con la clara intención de ser un thriller pasatista al servicio de sus dos estrellas, algo en lo que honestamente triunfa. Se trata de un film que se va cociendo a fuego lento, estableciendo con seguridad las reglas del juego y permitiendo que, al seguir todo el tiempo a Roy, vayamos descubriendo facetas más y más oscuras de su ser, logrando el interés del público al confundirlo ya que todo parece ir inicialmente por los carriles de la levedad. A medida que el asunto se va poniendo más siniestro aparecen los obligados giros que si bien uno puede imaginarse que van a ocurrir difícilmente el espectador adivine de que se tratan en esta oportunidad ya que son bastante extremos pero sin desentonar con lo que se venía contando previamente. Es cierto que algunos espectadores podrán cuestionar la necesidad de vincular asuntos tan serios (los cuales no revelaré para no arruinar el factor sorpresa) dentro de lo que se presenta como un entretenimiento menor pero en esta oportunidad funcionan dentro de la narrativa y no se siente gratuito.

El funcional director Bill Condon narra el cuento con buen ritmo y sabe como revelar de forma efectiva las diferentes vueltas de tuerca que presenta el discreto e interesante libreto aunque claramente el conjunto se eleva gracias a las estupendas actuaciones de la dupla protagónica. McKellen y Mirren brillan en la pantalla en este duelo actoral en el que salen empatados ya que ambos están muy acertados en las múltiples caras de sus personajes, sin caer en exageraciones u obviedades. Él en su papel de estafador con oscuros secretos tiene carisma e incluso una presencia atemorizante cuando la necesita y ella sabe hacer de maravilla ese registro de inocencia e ingenuidad logrando ser creíble incluso cuando ciertos acontecimientos cambian totalmente su forma de actuar.

El placer de ver a dos grandiosos intérpretes jugando tan cómodamente en la cancha ya es motivo suficiente para ver El buen mentiroso, un thriller entretenido que resulta ideal para una tarde de verano.

EL BUEN MENTIROSO (The good liar, 2019, EE.UU) Dirección: Bill Condon. Guion: Jeffrey Hatcher. Fotografía: Tobias A. Schliessler. Montaje: Virginia Katz. Música: Carter Burwell. Con Helen Mirren, Ian McKellen, Russell Tovey, Jim Carter, Mark Lewis Jones.