“PARASITE (PARÁSITOS)”

15) PARÁSITOS

Por: Martín Imer

Uno de los temas centrales en la filmografía del director surcoreano Bong Joon Ho es la clase social, o el estigma de ella. Como pertenecer a un sector económico, o regional nos hace ser quienes somos, nos da una personalidad, una forma de ver y pensar el mundo. A lo largo de sus películas ese asunto siempre fue abordado con una extrema sutileza ya que si bien no era el enfoque principal siempre estaba ahí, de una forma insidiosa, que atormentaba a los protagonistas, que los condicionaba. Basta ver la relación entre los protagonistas de Memorias de un asesino o las posiciones que ocupaban en el tren los pasajeros de El expreso del miedo para notar como el realizador ha sembrado siempre la semilla de la diferencia social como un detonante en sus tramas, un punto de inflexión que muchas veces lleva a sus personajes a afrontar su peor costado. Como efecto rebote esto logra que las historias de Joon Ho siempre resulten cercanas, con su punto de extravagancia que termina resonando de una forma mucho más profunda en el espectador además de transportarlo a una realidad que se puede ver en el día a día: una grieta social y económica que cada día se ensancha más y se alimenta del odio social.

La familia Kim transita una situación desesperante: casi en la pobreza total, sobreviven con trabajos fugaces y algo de ingenio para rebuscarse el día a día, sin ninguna posibilidad de mejorar su condición o siquiera salir del ínfimo lugar en el que residen. Un día, un amigo de Ki-woo (el menor de la casa, recién salido de la preparatoria) lo sorprende con un particular pedido: que tome su lugar como tutor de inglés de una chica rica, al menos hasta que él vuelva. El joven acepta la propuesta y muy pronto entra a la residencia de los Park, un lugar lujoso que representa todo lo contrario a lo que él conoce: aquí todos tienen sus necesidades cubiertas, pueden darse cualquier lujo que se les venga a la mente y jamás tendrán que preocuparse si llega a pasarle algo a sus bienes materiales, ya que pueden ser fácilmente reemplazados. Ki-woo entiende rápidamente que este lugar es el ideal y arma un plan junto con su hermana para que todos los integrantes de su familia entren en la casa como criados. Inicialmente esto funciona, aunque todo se descontrola rápidamente.

Parásitos es tal vez una de las películas más explícitas del realizador en tanto a su recurrente enfoque hacia las diferencias sociales, y también la más explosiva. Se trata de un thriller de un ritmo premeditamente pausado el cual va moviendo las fichas del tablero con precisión digna de Hitchcock hasta explotar en la segunda mitad con un festín de giros y tensión acumulada expertamente ejecutada. El director demuestra un control absoluto del material con el que cuenta y una madurez digna de su carrera al jugar con comodidad con los distintos géneros, avanzando desde la comedia negra hasta el terror y el suspenso de la mano de una trama profundamente inquietante y siniestra, que sin embargo gracias a la habilidad del libreto nunca parece forzada o gratuita, incluso cuando devela sorpresas que pueden desequilibrar todo el conjunto. El tono que se logra es casi milagroso, balanceando con tanta agilidad las distintas capas del film que resulta absolutamente atrapante, además de contar con un trabajo muy refinado de fotografía, diseño de producción (el contraste visual entre ambas casas ya es pura narrativa visual, discretamente poniendo al espectador en contexto sin necesidad de explicar más) y sonido, llevando a su autor a la cima de sus capacidades como cineasta.

Otro aspecto valioso del guion es su manera de subvertir las expectativas en lo referido a los personajes principales: seres que en cualquier otro lugar serían los despreciables villanos aquí se los ve desde una óptica mucho más parcial, tal vez cercana a lo que sería la vida real. Joon Ho los toma como el fiel reflejo de la parte más oprimida de la sociedad, seres con capacidades para competir en el mundo pero sin ningún tipo de posibilidad debido a su condición, a ser el escalón más bajo, aquél que sólo debe servir a los privilegiados de clase alta. Esto no quiere decir que la película justifique su cada vez más errático accionar, más bien lo concibe como una reacción; un modo de defenderse ante la vida, atacar. El modo en el que esta familia pobre se inserta en la de los ricos es una forma de conseguir esas oportunidades a cualquier costo, ese cielo al que aspiran más allá de lo material, esa aceptación y esa posibilidad de ser gente y no simplemente una persona más en el mundo. El panorama moral gris, si se lo quiere llamar de alguna manera, es lo más fascinante del film: la mejor manera de analizar personajes que actúan de acuerdo a la desesperación pero también con su claro interés material. Incluso cuando la trama avanza y abandona el estudio de personajes en pos de una trama más inclinada hacia el suspenso esa ambigüedad con la que el libreto trata a sus criaturas (y la que nos pide tener) sigue presente, involucrándonos más en el relato y llegando incluso a construir así una conclusión que impacta y genera emociones en el público.

Parásitos es sin dudas una obra mayor de un cineasta que película a película confirma su lugar entre los directores más interesantes de la actualidad; un film que no tiene miedo en abordar múltiples géneros y un tema espinoso para contar una historia precisa, llena de suspenso y tensión con destellos de perversión y mucha originalidad. Un estreno imperdible que nos hace pensar a la vez que nos entretiene: rasgos fundamentales del gran cine.

PARÁSITOS (Parasite/Gisaengchung, Corea del Sur, 2019) Dirección: Bong Joon Ho. Guion: Bong Joon Ho, Jin Won Han, Kim Dae-hwan. Fotografía: Kyung-pyo Hong. Música: Jaeil Jung. Montaje: Jinmo Yang. Con Song Kang-ho, Lee Seon-gyun, Jang Hye-jin, Cho Yeo-jeong, Choi Woo-sik, Park So-dam.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s